Cinco ventajas de las jornadas de descuentos en línea

Las marcas y establecimientos comerciales tienen diferentes épocas de descuentos a lo largo del año. Cyberdays empieza el 28 de agosto

Comercio Electrónico / 18 de Junio 2018

Para unos, su estrategia consiste en proporcionar estas rebajas durante los doces meses, mientras para otros su idea de los descuentos es temporal. Cada política es válida, y aquella que consiste en tener ofertas y descuentos de manera permanente es una buena práctica.

Los descuentos son una estrategia comercial para invitar a nuevos clientes, promocionar una línea de producto o servicio, y permiten que la economía se dinamice en un sector determinado. Entre las diversas razones para establecer un plan de ofertas de un comercio, se destacan las siguientes:

1. Favorecimiento ante la competencia

Frente a un buen abanico de productos con descuentos, el cliente no se lo piensa dos veces: lo más seguro es que se decida por uno de los artículos con rebaja y ni siquiera se tome el tiempo de revisar lo que ofrece la competencia.

Una buena estrategia de descuentos permitirá que nuevos clientes en la línea de negocio se aventuren a conocer los artículos con descuentos, por encima incluso de marcas tradicionales.

2. Fidelidad de los clientes

Según recientes investigaciones, los consumidores se sienten felices, relajados y tenidos en cuenta por un negocio cuando reciben descuentos especiales, lo cual decantará con alta probabilidad en un mayor número de ventas y rentabilidad.

Un excelente manejo de los descuentos permitirá que un negocio pueda establecer una buena reputación en el imaginario de los compradores y en el ámbito comercial.

La mejor estrategia de descuentos

No todas las formas de presentar rebajas y descuentos funcionan de la misma manera para cada propósito comercial. Aquí presentamos unas estrategias de ofertas que según el objetivo que se tenga, pueden convertirse en un éxito:

3. Acabar inventarios

Uno de los propósitos más comunes entre los comercios es el de generar descuentos para agotar inventarios. Aquí, naturalmente, el objetivo no es elevar ventas o incrementar la rentabilidad, sino dar espacio a nuevas colecciones o líneas de producto. Por lo tanto, con esta meta fijada no existen mayores riesgos de pérdidas.

Para lograr esta meta se pueden desarrollar las siguientes estrategias de descuento:

- Pague 1 artículo y lleve 2.

- Pague 1 artículo y obtenga un porcentaje de descuento en otro (50 %, por ejemplo).

- Pague 1 artículo y lleve otro (diferente) gratis.

4. Ampliar el círculo de clientes

Cuando esta es la finalidad, los descuentos servirán para que el potencial nuevo cliente pruebe el servicio o producto a un precio cómodo sin riesgos de considerar la actividad como una pérdida de dinero. Cuando el objetivo es generar nuevos compradores, lo ideal es consolidar un plan de rebajas por tiempo limitado, para que los consumidores no pospongan la experiencia.

Las siguientes ofertas comerciales son adecuadas para alcanzar este objetivo:

- Pague antes del lanzamiento del producto y adquiera un descuento.

- Inscríbase y reciba los siguientes descuentos.

- Obtenga la tarjeta de fidelización y disfrute descuentos.

- Invite a amigos (presencial o en línea) al evento de lanzamiento y reciba varias rebajas.

- Paque 1 o más artículos y obtenga el domicilio gratis.

5. Incrementar ventas

Esta meta determina que el comercio está dispuesto a vender una amplia cantidad de unidades, sin importar ni la cantidad de usuarios o el tipo de usuarios (clientes usuales o nuevos). Para llevar a cabo este objetivo, se sugieren las siguientes actividades de descuentos:

- Paquetización de productos (con el fin de ofrecer varios productos a la vez).

- A mayor volumen, mayor descuento.

***

Los comercios que recurren a los descuentos permanentes pueden aprovechar las temporadas comerciales de alta demanda como el Día de las Madres, Cyberdays, Navidad, y Black Friday, entre otras, para potenciar sus campañas con estrategias paralelas, las cuales redundarán en mayor volumen de ventas y rentabilidad.

No obstante, es necesario tener en cuenta que no todo lo que está en promoción es realmente lo que un comprador necesita o está buscando, y como consumidor es aconsejable evitar las compras efectuadas de manera compulsiva para no sufrir dolores de cabeza.